Orgullo programador

Mientras que cruzando el atlántico se interesan en ser mejores programadores, en España la profesión de programador es una verguenza, a pesar de la escasez que ven todos.

Apenas hay programadores porque...

  • En la carrera cada vez entra menos gente, porque se paga mal y se vive peor.
  • La gente que está en este mercado intenta salir de ese puesto lo antes posible, ya que es la única forma de asomar las cejas por encima del mileurismo y/o subsubcontratación feroz.
  • Los jefes se piensan que un programador es como un albañil. Cito a Javier Pérez:
Las empresas aún no entienden que un programador no es un obrero, sino un ingeniero creativo que convierte ideas en tecnología. Y sin embargo los muy paletos nos culpan de la baja productividad que dicen adolece este bendito país. Ver para creer, los incompetentes negando competitividad.
Revindiquemos la importancia de la programación en nuestras empresas, nadie lo va a hacer por nosotros. La programación ni es ni será un trabajo mecánico, hagamos lo posible por ser los mejores, y exijamos como tal.

Posted by Juan Ignacio Sánchez Lara 16:46  

2 Comments:

  1. Antonio said...
    Se puede decir más alto, pero no más claro. Estoy completamente de acuerdo contigo ;-)
    Nacho said...
    Se agradece :)

Post a Comment